Sin categoría

SUYIN TAY CORTES. Una chilena con pasión por Asia

Beijing. 2018 El té tiene una posición privilegiada en la cultura china.

Esta bebida es parte de los siete elementos fundamentales de la vida o llamado en chino:

“开门七件事:柴 米 油 盐 酱 醋 茶
Kai men qi jian shi: chái mĭ yóu yán jiàng cù chá
Para comenzar el día se necesita: madera, arroz, aceite, sal, salsa de soya, vinagre y té.”

Cuenta la leyenda, que fue el emperador Shen Nong (2737AC) quien descubrió el té por casualidad, ya que, según el relato, una hoja de la planta cayó accidentalmente en el recipiente de agua hirviendo que estaba hirviendo el emperador. Sin duda, a la fecha, esta bebida tiene una profunda connotación de identidad china, así como profundas raices en la cultura, música y literatura.

El té chino es una tradición que trasciende el tiempo y la ubicación. Esta bebida se toma  de una manera menos procesada que la conocida en Occidente, generalmente la presentación del té son hojas que han sido procesadas utilizando tradicionales métodos, heredados de la China antigua.

El té se produce a partir de Camellia sinensis, de cuya producción pueden extraerse cinco tipos de variedades: negro, oolong, blanco, fermentado y verde. Esta bebida es parte de la cotidianidad de los chinos, que lo toman como sustituto del agua, durante las comidas, para mejorar o preservar la salud o por simple placer.

Suyin Tay, chilena, experta en la cultura del té nos concedió una entrevista para conocer los alcances del té en América Latina y su experiencia personal cuando vivió en China.

1. ¿Cómo nació su interés por China y específicamente por el té?

Siempre he estado fuertemente vinculada a China ya que mi familia paterna proviene de allá. Mi abuelo era originario de Cantón y en los años 20 llegó a Chile. Aunque no lo conocí él logro transmitir parte de su legado a través de mis padres, manteniendo ciertas costumbres chinas en la casa.

Mi interés por el Té nace por lo mismo, en mi casa siempre se ha tomado té chino, es un ritual que tenemos muy incorporado en la familia, el té a granel es algo indispensable en nuestra cocina. Además, siempre me ha llamado la atención, creo que es un brebaje noble, desde la forma en que se cultiva hasta como se prepara para finalmente tomarlo. Pienso que el tomar una taza de té va más allá del hecho de consumirlo, es un momento para uno mismo, donde logras equilibrar los sentidos y aquietar la mente, es lo contrario de tomar una buena taza de café, el café comúnmente lo necesitamos para movilizarnos y seguir el día activo.

2. Háblenos un poco de su emprendimiento y cómo conecta China con Chile o Latinoamérica.

Mi emprendimiento nace el 2015, cuando decidí crear BaiTay luego de haber vivido en China y haber aprendido in situ sobre el Té. El mismo año fui a la India, donde pude aprender sobre textiles y a la vez ampliar mi visión de negocio. Actualmente estoy enfocada al Té y los textiles.

Mi principal interés es poder transmitir en mi país todo lo aprendido sobre el té estando China, pienso que cada vez somos más los chilenos interesados en aprender acerca de este. Hoy el Chileno quiere ir más allá del té en bolsa, quiere descubrir su origen, forma de cultivo, sus categorías, entre otros.

El año pasado Euromonitor International  menciona en sus cifras que Chile es el mayor consumidor del té en la región, lo que podría ser un buen procedente que da cuenta del progreso que ha tenido el consumo del té en Chile, y además, podría ser una excelente instancia para conectarnos aún mas con China, tomando en cuenta que en la actualidad nuestra relación es una de las mas fuertes y consolidadas de Latinoamérica.

Este año empecé a trabajar en alianza con una aldea de China ubicada en Wudong, la cual se sustenta principalmente del té. Esta es trabajada solo por mujeres, mujeres que tienen todo un mundo en torno al té, ellas lo cultivan y lo cosechan, mantienen sus rituales que llevan por años, y sus conocimientos y labor las van transmitiendo de generación en generación. Para mí fue muy lindo ver como el trabajo en equipo y entre mujeres da un fruto tan lindo que finalmente termina en una bebida.

Queremos seguir trabajando en conjunto con esta aldea y asi llevar a cabo una economía sustentable, donde todas podamos aportar y ser parte de ella.

 3. ¿Cuál es la historia del té en Chile?

El té llega a Chile desde Inglaterra entrando a Valparaiso durante el siglo XVIII lo cual lo hizo muy popular reemplazando el mate que lo consumíamos gracias a nuestros vecinos argentinos.

Poco a poco se fue adquiriendo la cultura del té y el gusto por él, tanto así que Chile se ha convertido en uno de los países de Latinoamérica que, además de ser el mayor consumidor, es el que más exige variedades de mayor calidad, como es el té en hebra, reconocido como la máxima expresión de calidad, además de contar con una serie de beneficios.

4. ¿Cuáles son los retos comerciales a la hora de educar a la gente sobre la cultura milenaria del té?

En estos momentos Chile mantiene buena relación con China, la  cual se ha ido generando a través de intercambios culturales, económicos y comerciales, lo que ha permitido además  que el chileno se sienta más cercano a China y capaz de adquirir ciertas costumbres como lo es el consumo del té.

Para mí lo más difícil a la hora de incorporar el té Chino en Chile es el dejar de ver esta bebida como un brebaje de media tarde y comenzar a verlo como una experiencia, un ritual que nos lleva a un estado de plenitud como lo demuestra La Ceremonia del Té, que tiene como finalidad el poder conectar los sentidos a través de esta bebida. Reconocer además que detrás de esta bebida hay una cultura milenaria que ha mantenido su producción y consumo a lo largo de generaciones. Por otra parte, reconocer su complejidad, que implica tener presente que existen variedades diferentes, que requieren diferentes temperaturas de agua para su preparación, sus beneficios, conservación y duración, entre otros. Sin embargo, cada vez son más los chilenos interesados en aprender sobre el té, muy parecido a lo que pasó con el vino, ya que hace un tiempo atrás no era  común encontrar tiendas especializadas y un sin fin de etiquetas, cosa que en la actualidad se ha vuelto más común.

5. Según datos del Instituto GEDI, en su Índice de Emprendimiento Femenino del 2016, Chile se encuentra en el puesto número 18 a nivel mundial y número 1 a nivel regional con siglas muy alentadoras para las mujeres cabeza de empresa. ¿Cuáles son los retos de una mujer empresaria en Chile y cuáles son los consejos para todas aquellas mujeres que quieren iniciar su propio negocio en el futuro? 

Sí, en Chile cada vez somos más las mujeres que emprendemos ya que esto va de la mano con un país en desarrollo y en Chile claramente se ve reflejado.

En un emprendimiento se ven las diversas aptitudes que uno debe desarrollar, como la creatividad, el empoderamiento, la constancia y la resiliencia, que son claves para afrontar un desafío, siendo unas de las más importante la perseverancia. También creo que es necesario que todas aquellas futuras emprendedoras tengan presente que para que un proyecto genere impacto en la economía no solo basta con ser emprendedora, sino que también innovadora, que su proyecto sea rentable, que genere ofertas laborales, que sea sostenible en el tiempo, entre otras.

Si bien el escenario actual, Chile cuenta con un gran número de emprendedoras, por lo que es de vital importancia que el Gobierno pueda crear políticas públicas que ayuden en el desarrollo de este y al mismo tiempo mejorar ciertos inconvenientes a la hora de entrar al mercado.

6. Más allá de su vida profesional, nos gustaría conocer de su faceta personal. ¿Cuáles son las cosas que más disfrutó hacer en China? ¿Cuáles considera los frutos más gratificantes de su estancia durante esos años en Beijing?

Sin lugar a duda hay un antes y un después en mi vida luego de haber vivido en China, Beijing se transformó en unas de mis ciudades favoritas, de la cual guardo grandes recuerdos, tanto de compañeros, lugares, experiencias y amigos con los cuales hasta el día de hoy tengo una muy linda relación. El haber tenido la oportunidad de vivir en la Universidad BISU con muchos compañeros de distintos países y compartir sus culturas, hizo que toda mi estadía fuera aún más interesante. Otro lindo recuerdo que tengo y que además era un hobby, era ir todos los fines de semana al mercado de Panjieyuan, el cual es una especia de Persa donde puedes encontrar lo que tú quieres, desde libros chinos hasta ropa tibetana, amaba ir a ese lugar y tomar fotos de antigüedades, muebles, cuadros, tesoros que encontraba en los puestos, y luego terminar la tarde en el lago Hou Hai y Nangloguxiang donde podía encontrar lindas tiendas de arte y decoración a las orillas del lago, que en invierno se transformaba en pista de patinaje.

Uno de los frutos más gratificantes, aparte de haber adquirido gran parte del idioma, es haber tenido la oportunidad de conocer más de cerca a mi familia china y haber aprendido más sobre mi abuelo. Estando allá pude visitar el lugar donde él vivió y donde aún vive gran parte de mi familia, también conocí su antigua casa y alrededores, fue una experiencia realmente linda.

Además de poder realizar una ruta del té visité varios valles, entre ellos y unos de mis favoritos es Longjing Cha, que se encuentra cerca de Shanghai. Allí pude compartir de cerca todo el trabajo del Té y al mismo tiempo aprender de los trabajadores, experiencia impagable que volvería a repetir.

7. ¿Qué significa para usted el éxito?

Creo que la palabra éxito puede tener diferentes significados dependiendo de la persona y el momento. Según mi experiencia, por lo que he vivido y aprendido, la palabra éxito es simplemente ser feliz, no hay nada mejor en la vida que estar feliz, si lo eres ya eres una persona exitosa.

Creo que la felicidad es el gran motor que impulsa y motiva a hacer las cosas bien y esto lo puedes conseguir cuando lo que haces realmente te gusta. Creo que la mayor felicidad la alcanzas cuando vibras con lo que haces.

8. ¿Cuál es el slogan que debe tener todo empresario o empresaria?

Si bien cada emprendedora o emprendedor tiene sus propias debilidades y fortalezas, creo que es muy importante considerar la seguridad en lo que sabes, la constancia en tus creencias y actos y la residencia. Cuando emprendes un proyecto son muchas las opiniones y consejos que recibes, muchos de ellos no siempre serán los que quieres escuchar, por lo que se vuelve muy importante mantener la seguridad en tu proyecto y la constancia. Muchas veces se aprende en la marcha, a partir de los errores, frente a lo cual habrá que reponerse y siempre mejorar lo que antes no funcionó.

9.  Chile generalmente encabeza índices como competencia, educación, salud, y todos los ciudadanos juegan un papel determinante en la economía, ¿Por qué es importante el empoderamiento de los jóvenes para el desarrollo de un país tan dinámico como Chile?

Creo que el futuro de un país son los jóvenes, ellos son capaces de desarrollar nuevas ideas acordes a los tiempos, y seguro son capaces de llevarlas a cabo si cuentan con el apoyo necesario. En este último tiempo en Chile la juventud ha logrado posicionarse en un lugar más visible, han demostrado ser capaces de generar cambios a partir de sus propios medios, como ha sido en educación por ejemplo, lo cual da cuenta que existe empoderamiento en sus decisiones y actos, y también a través de la política, como ha sido el interés en participar en ciertos partidos, lo cual se dio cuenta en las últimas elecciones presidenciales de nuestro país. Sin embargo se vuelve necesario que estos mantengan dicha actividad y movilización, que no sea algo momentáneo, más aun cuando nuestro país está en constante cambio y evolución, para ello la perseverancia y el apoyo son fundamentales.

10. Iniciar una pequeña empresa es siempre difícil, los primeros años están envueltos en dudas sobre el éxito de la iniciativa ¿Qué consejos o recomendaciones le daría  a aquellas mujeres que dudan de iniciar su propio negocio? 

Dudar es parte del emprendimiento, el empoderarse y realizarlo es lo que sigue.

Siempre vamos a tener miedo a equivocarnos, fallar y caernos, pero todo esto viene de la mano con el emprendimiento, si o si vamos a tener estas experiencias ya que nadie dijo que fuera fácil, pero si estás seguro de tus conocimientos y de lo que quieres, el miedo o la duda no tiene por qué ser un impedimento.

Mi consejo es que tomen todos los errores como una guía de aprendizaje más que una desmotivación, creo que aprender de los fracasos nos puede llevar al éxito total de nuestro emprendimiento.

11. El Gobierno de la República Popular China, a través de CSC (China Scholarship Counsil) convoca a postular a la Beca del Gobierno Chino anualmente alrededor de 20 becas para ciudadanos chilenos. ¿Qué le recomienda a aquellos jóvenes chilenos que están pensando en irse a China, ya sea a estudiar o a trabajar?

Yo les recomendaría que no lo piensen, que simplemente lo hagan, pero sé que tomar la decisión puede costar. China es un país lejano, con un idioma diferente y su cultura es completamente distinta a la nuestra, lo cual podría generar ciertas inseguridades y resistencias a la hora de pensar en ir, sin embargo, el contar con el apoyo de la familia y amigos puede ayudar mucho, y también el tener claro el objetivo por el cual se emprende el viaje, ya que esto te orienta, ya sabes hacia dónde dirigir tu quehacer.

Pienso que China es el destino perfecto para quienes quieran aprender y desarrollarse en un sin fin de materias, si quieres ir a aprender el idioma, negocios, cultura o simplemente ir a vivir.

Ya estando de vuelta me doy cuenta que es imposible que te dediques sólo a una cosa estando allá, son tantas y tan variadas las actividades que China ofrece que es imposible no hacer más de una. Tengo varios amigos que fueron de intercambio por 1 semestre y finalmente se quedaron 2, mi primo fue por 1 año y ya lleva 10 años viviendo en Beijing.

Es de gran importancia aprovechar la instancia que nos da el Gobierno Chino para postular a las becas, cada vez son más los postulantes en comparación a años anteriores. Recuerdo que cuando postulé muchas de las becas se perdían, ya que China aún no era un destino muy conocido, mis amigos preferían ir a Australia o Nueva Zelanda, pero creo que con el pasar del tiempo cada vez somos más los interesados en conocer y aprender sobre el gigante asiático.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *