Cuatro cosas que cualquier entrepreneur joven debe saber para hacer negocios inteligentes en China.

Por Andrea Mena.

Los empresarios y empresarias jóvenes no están exentos de sentir interés por China. El país, a pesar de ser todo un desafío, también presenta oportunidades atractivas. Pero, ¿qué se necesita saber para hacer negocios en China?

Actualmente los jóvenes entrepreneur representan a una comunidad globalizada, que se encontró expuesta a la transformación digital, propia de la década del 90 y el posterior boom de telecomunicaciones en los 2000.

¿Es necesario abrir una empresa en China para hacer negocios o puede manejarse la operación desde otro país?

Esta es una pregunta muy frecuente y la respuesta depende de la estrategia de la operación. El tiempo y el dinero son otros factores fundamentales.

Abrir una empresa en China requiere de tiempo y dinero. Pero si la intención es vender un producto, hay otros métodos de e-commerce que son más económicos y con posibilidades de mayor proyección. Si se decide por alguna de estas herramientas, cada una de ellas tiene requisitos diferentes, por lo que es recomendable hacer un estudio previo de cada una, para concluir cuál de ellas se adapta más al producto o servicio que se quiera vender.

Algunos ejemplos para ilustrar:

JD.com: Si el producto que ofrece es de excelente calidad, con certificaciones que lo comprueben, puede utilizar la plataforma JingDong (https://www.jd.com/). Esta plataforma es una de las más completas del mercado, porque tiene servicios de warehouse, asesoramiento de la imagen de la tienda y servicio de shipping eficiente. Pero por otro lado, en esta plataforma se tiene que sujetar a una tarifa anual por el uso, un porcentaje por cada compra y continuos chequeos de calidad.

 

Weidian: Es un servicio dentro de la plataforma de wechat (una de las apps más utilizadas en China). Da la posibilidad de expandirse muy rápidamente, ya que cuenta con más de 880 millones de usuarios activos por mes. Ingresar al servicio es muy sencillo, requiere de un ID chino, no tiene mensualidad ni se debe pagar comisión por cada compra.

 

 

 

Taobao: es una de las primeras plataformas que tuvo éxito en China. Pertenece al grupo Alibaba, por lo que cuenta con el respaldo de la compañía. Taobao tiene más de 370 millones de usuarios, 760 millones de listas de productos y en el 2016 tuvo una ganancia de 3 trillones de dólares estadounidenses. Al igual que weidian, se requiere de un ID chino para abrir la tienda, pero a diferencia de weidian, Taobao también vende servicios. La principal ventaja de esta herramienta es la cantidad de posibles compradores que podrían presentar un interés por su producto, pero por otro lado los precios deben ser muy competitivos, ya que hay mucha competencia entre tienda y tienda.

Si, por el contrario, el emprendimiento requiere de abrir una empresa en China, es necesario leer el punto a continuación;

El desafío de abrir una empresa en China. ¿Los extranjeros podemos hacerlo?


La respuesta es sí, pero a diferencia de nuestro sistema jurídico latinoamericano, China cuenta con características propias. Primero que todo, existe una Catálogo de Inversiones Extranjeras con actividades comerciales clasificadas en “promovidas, restringidas y prohibidas”. Esta lista oficial se encuentra online y actualmente está en revisión, así que en los próximos meses del 2017 se publicará una nueva versión, con modificaciones en varios rubros.

Después de revisar la lista de actividades, es momento de decidir qué tipo de vehículo de inversión utilizará:

  1. WFOE: Whole Foreign Owned Enterprise. Es una empresa cuya participación es totalmente extranjera. Requiere de tiempo y dedicación, ya que el procedimiento es tedioso, está regulada por una ley especial (la ley de WFOE) y por sus respectivas reglas de implementación. Son compañías de Responsabilidad Limitada. Las ventajas de esta empresa es que las decisiones del directorio, la administración y la operación de la misma recaen exclusivamente en el “dueño legal”. La desventaja es que con una WFOE no puede explotar negocios dentro de la lista de  actividades restringidas del Catálogo de Inversiones Extranjeras.
  2. JV: Es el acrónimo de Joint Venture. Dos empresas (una china y otra extranjera) se unen para crear una nueva. Hay dos tipos de Joint Venture, el contractual y el empresarial. Cada uno de ellos cuenta con características diferentes, pero ambas son herramientas útiles para invertir. Esta figura tiene una ley especial para cada uno, contrario a lo que pasa en América Latina, donde nos seguimos guiando por usos y costumbres del Derecho Comercial. En años anteriores, el JV era la figura más utilizada dentro de los vehículos de inversión, pero ultimamente su uso ha decaido significativamente.
  3. FICE: Foreign Investment Commercial Enterprise. Antes del 2004, la figura de la FICE estaba limitada a ciertos productos. Con el paso de los años, esta figura ha evolucionado y actualmente es una de las opciones más viables para emprendimientos extranjeros. Hay tres tipos de FICE:  Wholesale FICE, que permite la venta al por mayor  de materias primas, actividades con pago bajo comisión de agencia, importación y exportación de productos básicos, servicios de almacenaje, servicios de marketing, instalacion de productos y servicios posventa; Retail FICE, puede realizar actividades de commodity retailing, importación de mercadería, exportación de productos chinos, telemarketing, compra-venta por internet y máquinas expendedoras; Manufacturing FICE, permite la manufactura, producción y venta de sus productos, ya sea al por mayor o al detalle.

El tiempo que debe invertir, así como las tarifas de cada una de las empresas varía, algunas son más sencillas que otras. Por ejemplo, una empresa que quiera  emprender un negocio con producto agroindustrial, debe tomar en cuenta que los permisos son más difíciles de obtener, debe analizar cuál vehículo es más conveniente para su proyecto, conocer los detalles del Protocolo Fitosanitario negociado entre los países a priori y además de los requisitos que la autoridad AQSIQ y aduana solicitan para el ingreso al país.

Si por el contrario, la intención es vender cualquier otro producto, la recomendación se bifurca: sáquele provecho a los TLC que hay con China (hasta el momento de Latinoamérica, solamente  Costa Rica, Perú y Chile tienen acuerdos firmados). Aproveche los beneficios arancelarios y las facilidades de importación. Si el producto procede de un país sin TLC, lo ideal sería comprobar que tiene acceso permitido además de precisar las cuestiones arancelarias. Para comprobar esto, es necesario saber el Código Arancelario o Código Aduanero, después de obtener esta información se calcula cuánto dinero se debe pagar por la importación.

El joven empresario por lo general proyecta una imagen “fresca” y de “pensar out of the box”. En China, ¿este factor  también es una ventaja?


Esto es una diferencia cultural importante. La cultura empresarial china está inclinada a la experiencia, lo cual se obtiene a traves de los años. En muchas ocasiones, es difícil negociar con empresarios que están acostumbrados al método tradicional, en donde la cabeza de la empresa es una persona de más de 50 años. Lo irónico de todo, es que jóvenes emprendedores siguen creciendo en número y en riqueza.

No es para desanimarse, pero sí para tomar en cuenta la imagen empresarial, así como la responsabilidad a la hora de concretar proyectos y, por supuesto, el desarrollo de la relación con la parte china.

 

¿Qué hace un empresario en China sin Facebook, Google, Twitter o Instagram? Las redes sociales chinas también son herramientas poderosas. 


En China el acceso a Google, Facebook, Twitter e Instagram está restringido, pero el país cuenta con sus propias redes sociales.

La herramienta de búsqueda es Baidu, en lugar de Google.

El motor de búsqueda Baidu cuenta con 3.3 billones de búsquedas diarias, donde casi el 40% se realiza a través de teléfonos móviles. Baidu además cuenta con su propio desarrollo de mapas (Baidu maps), streaming de video (baidu youku), billetera virtual (baidu wallet),  plataforma de compras online (baidu waimai), una enciclopedia (baidu baike), una plataforma de Q&A masiva (baidu zhidao) y su propio SEO y algoritmo diferenciador, lo que facilita el marketing y visibilidad de los sitios web.

Para compartir fotos, comentarios y videos, en lugar de Instagram y Facebook, está Wechat.

Wechat es todo en uno. Es un app que incluye muchísimas cosas. Es difícil describir todas las utilidades de esta app en unos párrafos.  En una publicación anterior compartimos contenido referente a wechat (https://lafalaw.com/wechat-el-futuro-esta-aqui/ ) donde explicamos con mayor detalle de qué se trata. Wechat es una de las plataformas más completas del momento. Integra servicios de comunicación, compras de bienes y servicios, billetera virtual y red social. Como se comentó anteriormente, wechat tiene más de 800 millones de usuarios activos por mes, lo cual magnifica el potencial de la comercialización de un producto si se maneja inteligentemente.

En lugar de Twitter, para compartir opiniones está Weibo.

Sina Weibo y Tencent weibo son plataformas utilizadas para microblogging. Los usuarios pueden compartir videos, fotos y textos de 140 caracteres máximo. Esta herramienta es utilizada por más del 30% de los usuarios de internet en China y con 313 millones de usuarios activos en el 2017 (y más de 600 millones de usuarios en total).

En un informe publicado por Weibo, para el final del primer cuatrimestre del 2017 sus ingresos netos totalizaron $ 199.2 millones, con un aumento de 67% anual comparado con el mismo periodo del 2016, superando la meta de la Compañía entre $185 millones y $190 millones. Los ingresos por publicidad y marketing fueron de 169,3 millones de dólares, un aumento de 71% con respecto al mismo periodo en el 2016.

Lo común y a lo que está acostumbrado Occidente hace que el empresario que quiera manejar redes sociales vea con recelo lo que China ofrece, pero adaptarse a estas tecnologías es clave si busca tener éxito en este país, ya que todas las herramientas mencionadas anteriormente son de uso diario y continuo.

Consejos finales


  1. Recibir ayuda de alguien que cuente con los conocimientos en el idioma y la cultura empresarial es siempre recomendado.
  2. Procure hacer un examen previo si se encuentra con una empresa que ofrezca servicios que son demasiado buenos para ser ciertos.
  3. Pregunte si no sabe o no conoce.
  4. Si ya tiene un socio chino, procure establecer una relación constante y; si dispone del tiempo y del dinero, visite a su partner. Esto le dará la seguridad de conocer con mayor profundiadad para fortalecer la confianza.
  5. Compare precios online. Alibaba.com o páginas similares son una buena opción a la hora de realizar esta tarea. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *